Pedro A. Cuenca obituary photo
 
In Memory of

Pedro A. Cuenca

September 15, 1918 - August 31, 2017

Obituary


Nuestro Padre, a fallecido se ha ido de nuestro lado para reunirse con su esposa, nuestra madre; que en paz descanse.

Nacido en Neiva, Huila, Colombia el 15 de Septiembre de 1918.

Hijo de Omaira y Pedro Cuenca (descansen en paz abuelitos). Siendo el tercero (3) de una familia de ocho (8) hermanos y hermanas. Bertha, Oliva, Edilberto, Alfredo, Hernando, Enrique y Lula.

Contrajo matrimonio con Oliva Mosquera el 29 de Junio de 1943. Excelente padre, humilde y responsable; incansable trabajador y siempre alegre. Le encantaba mantenerse ocupado, haciendo sus labores...

Nuestro Padre, a fallecido se ha ido de nuestro lado para reunirse con su esposa, nuestra madre; que en paz descanse.

Nacido en Neiva, Huila, Colombia el 15 de Septiembre de 1918.

Hijo de Omaira y Pedro Cuenca (descansen en paz abuelitos). Siendo el tercero (3) de una familia de ocho (8) hermanos y hermanas. Bertha, Oliva, Edilberto, Alfredo, Hernando, Enrique y Lula.

Contrajo matrimonio con Oliva Mosquera el 29 de Junio de 1943. Excelente padre, humilde y responsable; incansable trabajador y siempre alegre. Le encantaba mantenerse ocupado, haciendo sus labores diarias.

Su entretencion favorita era hacer redes para pescar, como tambien le gustaba arreglar el jardin, mantener el pasto cortado, etc.

Felizmente casado por más de 68 años; padre de cinco (5) hijos ; siendo Olga la mayor y le siguieron, Fabio, Myriam, Nelly y Pedro.

Papacito te has ido y nos has dejado bellos recuerdos, Dios te ha llamado y has partido de nuestro lado pero siempre estaras cerca compartiendo esa sonrisa y felicidad que siempre nos brindabas.

Te queremos mucho.

"Que en paz descanses papacito"


Mis labores mundanas han cesado,
Tomare una barca rumbo al mar.
Mi red de pesca no he olvidado
Puesto que he sido invitado a pescar.
Pescare en un lugar donde la pesca a diario se da,
Donde todo deseo se puede lograr.
No te aflijas, ni sientas por mi soledad,
Me encuentro pescando con el dueño del mar.
Nos añoraremos por un momento,
Pero volverás y vendrás sonriente.
No pienses en los días de alejamiento,
Si no en un mañana en el cual nos unamos por siempre.
Para aquellos que extrañen mi presencia,
No pasa nada, solo fui al mar.
Si alguien notara mi ausencia,
Simplemente díganle que salí a pescar.